Blog destinado a comentar y dar a conocer la Flora y Fauna desde Los Montes de Toledo donde resido, hasta, a través de viajes y excursiones, cualquier rincón de España y del Mundo. Con cabida para cualquier entrada relacionada con el Medio Natural.


lunes, 2 de mayo de 2011

"El Cernícalo Primilla"

21 de abril de 2011



El Cernícalo Primilla (Falco naumanni) es una pequeña rapaz catalogada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) como vulnerable, debido a su acusado descenso poblacional en los últimos años a nivel mundial. Este declive está causado por la intensificación de nuestros campos, que con sus pesticidas y herbicidas, exterminan a los insectos, principal fuente alimenticia del Primilla.







Nidifica en huecos y tejados de edificios históricos de las urbes o bien en edificaciones aisladas en el campo. En La Mancha elige principalmente este último nicho, en majadas y casas de campo. Esto no le favorece pues las majadas han caído en desuso y paulatinamente el tiempo acaba primero con sus tejados y luego con sus paredes de adobe, aunque hay un momento justo antes del derrumbe del tejado en el que sobreabundan los huecos y esta especie colonial puede prosperar antes de quedarse sin morada.


Este parece el caso del lugar de La Mancha donde he tomado estas imágenes.









Otras veces, estas edificaciones si son restauradas, unas veces concienzudamente, sin tener en cuenta las necesidades de estas aves, que se quedan sin huecos donde nidificar, y otras veces “de aquella manera”, sustituyendo el tejado de tejas por uno de Uralita o chapa que evita el colapso de la construcción de forma barata, pero que de nuevo quedan sin los huecos entre las tejas que tanto gustan a este Cernícalo aquerenciado por nuestra arquitectural más rural.







En los edificios históricos donde el Primilla habita, las asociaciones de protección de la naturaleza parecen haber conseguido que se tengan en cuenta a estas pequeñas rapaces a la hora de su restauración, dejando huecos que les permitan anidar. En otros casos se han construido edificios totalmente nuevos (“primillares”) con el único objetivo de que el Primilla pueda seguir encontrando donde criar a sus polluelos. Y por último algunas majadas se han restaurado y acondicionado para, no solo permitir la continuidad de la colonia, sino de aumentarla, como es el exitoso caso de una majada en Villacañas.







Un par de horas en la mañana, con apariciones esporádicas del astro rey y ligero viento, bastaron para tomar varios cientos de fotografías. Las mejores de ellas ilustran esta entrada.


Las nubes sin duda pusieron un punto de dificultad a la sesión fotográfica, que no permitía una velocidad de obturación suficiente a un ISO bajo con el que me gusta tomar las imágenes. Así que se intentó aprovechar al máximo las ocasiones en que brillaba el sol. Esto me permite ampliar con posterioridad las tomas, y así poder mostrarlas aquí sin el pernicioso ruido de un ISO más alto.








El ligero viento, por el contrario, resultó beneficioso. Este permitía a las aves pararse en el aire sin batir las alas, sin molestias para mi, convenientemente resguardado en el interior del coche, con lo que tuve innumerables ocasiones de inmortalizar a estos vocingleros Primillas.







Lo cierto que la actividad era frenética, con idas y venidas continuas. En ocasiones, en mi campo de visión, podía haber más de una quincena de aves a la vez.







Había un aporte de presas continuo, aunque me llamó la atención que tras posarse en el tejado, muchas aves lo abandonaban con la presa aún en su poder. Pocos se posaban y entraban en huecos que yo pudiera ver desde mi posición. No parecían alterados por mi afán fotográfico, pues para ellos era un mero coche aparcado, por lo que no asocio este comportamiento a mi presencia.









Me llamó también la atención que las presas eran aportes siempre de los machos, así que deduzco que no habría aún muchos nidos con pollos que alimentar. Tampoco vi entrega de presas a las hembras, lo que descarta que aún estuvieran en fase de formación de pareja. Así que mi conclusión es que era muy buena mañana para la caza y que muchas parejas aún están en fase de incubación, encontrándose los adultos satisfechos de comida y sin crías que alimentar.








La mayoría de las presas consistían en lo que parecen grillos, aunque como podéis apreciar en las fotografías también capturaron saltamontes (macho en vuelo), arañas y hasta un ratoncillo.


Como veis, hasta con los resultados de una abultada sesión fotográfica se puede divagar sobre el comportamiento y situación de estas aves en un momento determinado.



2 comentarios:

Raúl dijo...

Espectacular reportaje, con una fotos geniales!! Enhorabuena por el trabajo Juan Carlos.

Saludos

Anónimo dijo...

Fotos muy buenas.