Blog destinado a comentar y dar a conocer la Flora y Fauna desde Los Montes de Toledo donde resido, hasta, a través de viajes y excursiones, cualquier rincón de España y del Mundo. Con cabida para cualquier entrada relacionada con el Medio Natural.


miércoles, 20 de abril de 2011

"Otro día en las Tablas..."




15 de Abril de 2.011


Tras el éxito en la captura de imágenes del pasado día 9 de Abril, recomendé a un amigo que me visitaba estos días que se acercara al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, pues venía buscando buenas instantáneas de la zona centro del país. Le sugerí que se acercara en día laborable, pues lo único negativo de mi visita anterior, en sábado, fueron las hordas de visitantes del parque.


Las primeras instantáneas de la mañana fueron las de esta Garceta Común (Egretta garzetta) que se estaba posada sobre las pasarelas, al levantar el vuelo conseguí varios disparos con resultados sorprendentemente buenos. Notesé el color gris azulado de la piel desnuda entre el pico y el ojo.



Finalmente pude acompañar a Alberto García Ríos y así comprobar de primera mano mi duda sobre si es más adecuado visitar el parque fuera del fin de semana. El resultado fue que el parque estaba mucho más tranquilo. Aunque aún hubo algún autobús de colegios y asociaciones, estos parecían comportarse de forma más respetuosa.


Al Carricero Común (Acrocephalus scirpaeus) hoy le tocaba exhibirse, y lo hizo en varias ocasiones a diferentes horas del día. Estas imágenes están bastante ampliadas, pues aunque el ave se encontraba a distancia más que aceptable, su pequeño tamaño le hace perderse en la imagen original. No se sido capaz de mostrar menos fotografías entre las previamente seleccionadas.










La temperatura fue más llevadera que el anterior día 9, debido a la bajada de temperaturas y sobre todo a un ligero viento que no facilitaba la fotografía de la fauna. Las especies registradas fueron similares, y aunque el parque tuvo menor afluencia de gente, estas se mostraron por lo general menos confidentes. Aún así hubo buenas oportunidades para la fotografía, como podemos ver en las imágenes que hoy muestro.


Hoy la Cerceta Pardilla (Marmaronetta angustirostris) ha vuelo a dejarse ver... y fotografiar. Esta vez solo vimos un ejemplar, y se paseó delante de nosotros a bastante menos distancia que el pasado día 9 aunque con unas condiciones lumínicas peores. Aún así estoy satisfecho con el resultado.

En la primera instantánea vemos como la Cerceta eriza su cresta a la vez que echa la cabeza hacia atrás y abre el pico en lo que parece una postura quizás de cortejo, quizás de nerviosismo, pues no había más ejemplares en las inmediaciones.

El dimorfismo sexual no es muy acusado en esta especie, no obstante lo hay. Notesé el tamaño de la cresta que junto el comportamiento identifica al ejemplar de estas fotografías como macho. Si amplian la foto podrán observar que el pico es uniformemente negro en su totalidad, pero si miran la foto del pasado día 9 comprobarán que la base del pico es verdosa, y esto junto a una cresta menos aparente identifican a la hembra.



Respecto al sábado anterior, podemos destacar un bando de Combatientes (Philomachus pugnax) con un macho con un espectacular plumaje que por desgracia no fue posible inmortalizar en imagen debido a la distancia; un Andarríos Bastardo (Tringa glareola), y varias parejas Ánsares Comunes (Anser anser) con numerosas polladas; todo esto en el río Guadiana.

Esta Golondrina Común (Hirundo rustica) nidifica en el interior de uno de los observatorios (y al menos en otro), por lo cual los visitantes perturbamos su rutina, pero a la vez nos permiten observaciones muy cercanas.


En las mismas Tablas, por fín logré localizar una Buscarla Unicolor (Locustella luscinioides) a una distancia fotografiable, pero apenas visible entre las ramas y hojas de un taray. También excelentes observaciones y una pésima fotografía de Bigotudo (Panurus biarmicus). De nuevo una observación de Garceta Grande (Casmerodius albus) y numerosas de Garza Imperial (Ardea purpurea).



De nuevo tuvimos oportunidad de observar este ejemplar de Garcilla Cangrejera (Ardeola ralloides) sin plumaje nupcial en el río Guadiana, pero esta vez a una distancia que posibilita la fotografía, aunque la imagen que muestro está convenientemente ampliada.

También como novedad se detectaron algunos ejemplares de Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hipoleuca) en su paso migratorio prenupcial.

lunes, 18 de abril de 2011

"Familia de Nutrias en la Portilla del Tietar, Monfragüe"



17 de Abril de 2.011

En una visita relámpago al Parque Nacional de Monfragüe junto a mi amigo Alberto García Ríos, temprano en la mañana, localizamos en la Portilla del Tietar a esta familia de nutrias (Lutra lutra) que estuvo deleitándonos durante un buen rato. Su actividad frenética y número de ejemplares, hasta cinco, nos hace pensar en una hembra con su camada ya muy crecida. Afortunadamente, este mamífero, antaño muy escaso, cada vez se deja observar más por nuestro país, seguramente debido a que el Cangrejo de Río Rojo o Americano hoy día supone una segura fuente de alimento. El mismo efecto parece tener en ciertos ardéidos que últimamente prosperan respecto a hace unos años. Lamentablemente, al subir el video, este pierde mucha calidad respecto al original.

El autor del "videoscoping" es Alberto García Ríos.



video

miércoles, 13 de abril de 2011

"Un día en las Tablas..."


9 de Abril de 2.011




El pasado sábado quedé con mi buen amigo Alfonso López para hacer una visita al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, pues no las había visitado desde que las lluvias del año pasado las devolvieron, al menos de momento, su pasado esplendor. Y ciertamente al menos este año aún lo conservan. Yo no recuerdo haber visto las Tablas con tanta agua en mi vida, que por suerte o desgracia ya comienza a ser dilatada.







Alfonso me comentó que alguna Focha Cornuda se estaba dejando ver y fotografiar. Esto y la posibilidad de volver a ver el Carricerín Real en la única localidad que lo he observado en España sirvió de acicate añadido.











La temperatura fue buena por la mañana, un poco más agobiante a la tarde. El parque estaba mucho más transitado de lo que nos gusta a los que apreciamos cierta soledad en la naturaleza, con varios autobuses a lo largo del día.







Cerceta Pardilla (Marmaronetta angustirostris) Marbled Duck

Sin embargo las aves parecen tolerar tal afluencia de público mejor que el calor de las horas centrales del día, y se pueden observar a distancias poco habituales por otros lares. Tengo la duda de si en días laborables esta relativa indiferencia a los transeúntes por parte de las especies sedentarias se puede ampliar a otras que no lo son y probablemente lo podré comprobar en breve si los asuntos laborales lo permiten.






Focha Común (Fulica atra) Eurasian Coot


Tras llegar al parque un poco más tarde de lo previsto junto a unos amigos, Carlos Andrés y Susana, me reuní con Alfonso en el primer observatorio de la ruta azul donde pudimos observar y fotografiar a placer a una pareja de Fochas Cornudas, además, y aunque un poco lejos, pude ver y fotografiar una Cerceta Pardilla, y disfrutar con Ánades Frisos (Anas strepera), un Calamón (Porphyrio porphyrio), Aguilucho Lagunero (Circus aeruginosus), Patos Colorados, Fochas Comunes a la gresca con las Cornudas en ocasiones, etc.






Ánsar Común (Anser anser) Greylag Goose


En varias ocasiones vimos Ánsares Comunes, al parecer aclimatados al lugar tras una suelta, y donde se reproducen, como atestigua una grabación en video de una pareja con pollo hecha por Carlos Andrés y Susana.







Me apetecía mucho volver a ver al Carricerín real, así que nos dirigimos a la zona de pasarelas donde lo vi unos años atrás. No solo lo logramos ver, tuvimos suerte y además de su inquieto comportamiento buscando comida, donde no para más de uno o dos segundos en un mismo lugar, se puso a cantar en la masiega, un tanto expuesto y a una distancia conveniente para lograr sacar unas cuantas instantáneas con resultados más que aceptables.









Carricerín Real (Acrocephalus melanopogon) Moustached Warbler


La zona de las pasarelas fue resultona fotográficamente hablando, pues otras aves como Somormujos, Malvasías, Patos Colorados, Ánsares y Fochas y familia sucumbieron ante el disparador de nuestras cámaras.







Malvasía Cabeciblanca (Oxyura leucocephala) White-headed Duck


Una pareja de Cercetas Pardillas, estuvo dando vueltas entre las pasarelas, amagando el “aterrizaje” en numerosas ocasiones, o volando en breve tras conseguirlo. Pude observar que una de ellas estaba anillada al pasar en vuelo delante de nosotros.





Pato Colorado (Netta rufina) Red-crested Pochard







Madre con pollos de Focha Común (Fulica atra) Eurasian Coot


Otras aves observadas o escuchadas en las pasarelas fueron un par de Garcetas Grandes (Casmerodius albus) en la lejanía, dos Grullas (Grus grus) en vuelo ¡en abril!, Buscarlas Unicolores (Locustella luscinioides) que fuimos incapaces de localizar, Carriceros Comunes (Acrocephalus scirpaeus) y algún Tordal (Acrocephalus arundinaceus), Tarabillas (Saxicola torquata) y Currucas Cabecinegras (Sylvia melanocephala) en los tarajes además de Ruiseñores Comunes (Luscinia megarhynchos) y Bastardos (Cettia cetti), un numeroso bando de Aviones Zapadores (Riparia riparia), Buitrones (Cisticola juncidis), etc.






Somormujo Lavanco (Podiceps cristatus) Great Crested Grebe




Las Ranas comunes también se afanaban en poner su granito de arena en el coro primaveral de aves, rivalizando con los poco silenciosos visitantes.







Rana Común (Rana perezi)




En la zona del restaurado Molino de Molemocho las Golondrinas Comunes (Hirundo rustica) y Dáuricas (Cecropis daurica) se afanaban en recoger barro para sus nidos y las Cigüeñas ocupaban su colonia en los árboles cercanos. Ánades Azulones (Anas platyrhynchos) y Frisos, así como Porrones Comunes (Aythya ferina), Cigüeñuelas (Himantopus himantopus) y otros completan una lista de aves observadas que no pretendo sea exhaustiva.






Golondrina Dáurica (Cecropis daurica) Red-rumped Swallow


Un Bisbita (Anthus sp.) que volaba de taray en taray, desafió nuestra agudeza en la tarea de la identificación, dejándonos con la duda de si era Arbóreo o Común.


A la tarde, antes del regreso a casa, tras un necesario refrigerio en la venta, una última parada en el río Guadiana al otro lado del Molino deparó un grupo de Flamencos (Phoenicopterur ruber), otra pareja de Cercetas Pardillas alimentándose entre la vegetación, Garcillas Bueyeras (Bubulcus ibis) con el pico rojizo típico en su librea de celo, y una Garcilla Cangrejera (Ardeola ralloides) joven que con la paciencia propia de las garzas consigue capturar y engullir una gran rana. Estas fueron las últimas “instantáneas” en un día en las Tablas…

domingo, 10 de abril de 2011

"RANAS Y SAPOS DE COSTA RICA"

 
Septiembre 2.010


Costa Rica es un pequeño país centroamericano, que a pesar de su tamaño (con 51.000 km² ocupa un área poco mayor que la comunidad de Aragón y aproximadamente la décima parte del territorio español), atesora unos de los índices de biodiversidad más elevados del planeta. Esto se debe a su estratégica situación en el trópico en un istmo entre dos continentes y dos océanos, y a su abrupta orografía, con varias cordilleras orientadas principalmente de norte a sur con altitudes en ocasiones superiores a 3000 m y con los 3820 m del cerro Chirripó como techo del país.



Río Sarapiquí.

Esta biodiversidad se ve reflejada tanto en el reino vegetal como en todas las clases del reino animal, como veremos en esta y en otras entradas posteriores. Comenzamos con los Anfibios, con 19 especies de anuros registrados y fotografiados en apenas 3 semanas y con solo una o dos salidas nocturnas especificas para su localización; un número muy superior comparado al registrado en otros viajes por diferentes partes del mundo. La elevada humedad ambiental y abundantes lluvias hacen de Costa Rica un paraíso para los anfibios. No vimos ningún cecílido, extraños y misteriosos anfibios con aspecto de lombriz con 7 representantes “ticos”, ni salamandras, de las que hay 40 especies en Costa Rica. Si consideramos las 134 especies de anuros (ranas y sapos) existentes en Costa Rica comprobamos que tan solo hemos observado el 15% de las especies que pueblan el país; así que aún satisfechos con las observaciones realizadas siempre quedan en el tintero especies que nos hubiese gustado observar, como alguna especie más de ranas venenosas, de las bizarras ranas arborícolas del género Agalychnis y en particular, de las ranas de vidrio, por no haber observado ninguna especie de este grupo cuya característica principal son unos cuerpos translúcidos que les proporcionan un excelente camuflaje en su verde entorno.



Catarata del Río Toro.

Espero que las siguientes fotografías puedan ayudar a futuros visitantes de Costa Rica que no dispongan de guía de anfibios a identificar las especies más comunes. Dada la ausencia de nombres vulgares para muchas especies me veré obligado a utilizar en ocasiones únicamente su denominación científica, que a su vez está basada en “The Amphibians and reptiles of Costa rica” de Jay M. Savage (2002). Últimamente la denominación genérica de muchas especies ha cambiado con respecto a esta fuente, en tal caso añado entre corchetes la denominación ofrecida por el INBIO en la red. A su vez agradecería me comunicaran cualquier identificación errónea si algún experto echa un vistazo a este blog.

 
SAPOS VERDADEROS

Familia: Bufonidae

Familia a la que pertenece nuestro sapo común, y que se caracteriza a grandes rasgos por su piel relativamente seca, verrugosa y por unas glándulas tóxicas llamadas parótidas situadas tras el tímpano.


Bufo [Rahebo] haematiticus. Sapito de hojarasca.

 

06/09/2.010

El nombre vulgar de la especie lo dice todo, trata de mimetizarse entre la hojarasca con un exitoso diseño simulando una hoja seca y su sombra proyectada. Puede alcanzar 8 cm de longitud en hembras. Se alimenta principalmente de pequeñas hormigas y otros artrópodos. Cría de forma irruptiva en pequeñas charcas pedregosas junto a ríos y arroyos en el bosque. Este ejemplar fue fotografiado junto al río Sarapiquí en la reserva biológica La Tirimbina, en la provincia de Heredia.



Bufo [Rhinella] marinus. Sapo grande.



15/09/2.010

El anfibio más grande de Costa Rica, con medidas estándares que pueden llegar a 17,5 cm en hembras y que pueden ser muy superiores en otros lugares de su dilatada área de distribución que comprende desde el sur de EEUU a la cuenca del Amazonas, en el centro de Brasil. También esta especie está introducida en muchos otros lugares, como en Australia, donde alcanza el tamaño de 24 cm. Es una especie ampliamente distribuida y común. Este gran ejemplar fue fotografiado en el hotel “Villa Lapas” junto a la desembocadura del río Tárcoles y parque nacional de Carara, en el Pacífico. Esta es la especie que los “hippies” lamían para “colocarse” con sus tóxicas glándulas parótidas y quien sabe si esta “actividad” es que ha propiciado que la especie esté introducida por diferentes partes del mundo.



Bufo [Incilius] melanochlorus.



07/09/2.010

A pesar de estar descrito como especie estrictamente nocturna lo cierto que a este ejemplar lo vimos durante el día en la reserva biológica La Tirimbina en bosque húmedo bajo primario.



07/09/2.010

Como se puede observar en las fotos, su capacidad para mimetizarse entre la hojarasca está fuera de toda duda. Se reproduce en la época seca en arroyos con poca agua y grandes piedras en el lecho, con lo cual este ejemplar, no estaba buscando pareja.



Bufo [Incilius] coccifer.




13/09/2.010

Este ejemplar en principio consideré que pertenecía a la muy similar especie anterior, aunque con una coloración diferente. Finalmente la he encajado en esta especie sin estar plenamente seguro, primero por la concentración de verrugas en su piel muy superior a melanochlorus (desconozco cuan diagnostico es este dato, pero aparece en bibliografía) y en segundo lugar por el hábitat, restos de bosque tropical seco entre pastizales en la hacienda Guachipelín junto al parque nacional Rincón de la Vieja.



RANAS Y SAPITOS DE HOJARASCA

Esta agrupación es más heterogénea, comprendiendo varias familias que generalmente utilizan la hojarasca como ambiente donde desarrollan su vida.

Familia: Leiuperidae


Physalaemus [Engystomops] pustulosus. Sapito tungara.

 

14/09/2.010


Este pequeño sapito abundaba en las charcas junto a los caminos de la estación biológica de Palo Verde, aunque eran tremendamente escasos comparados con las hordas de mosquitos expertos en atravesar la ropa e ignorar repelentes…



14/09/2.010

Su modo de canto, medio flotando, consistía en llevar el aire de su hinchado vientre al saco bucal, de modo que parecía flotar en una pequeña barca hinchable en el agua del charco. Habita en la hojarasca del bosque donde se oculta de día, aunque parece estar activa de día si el tiempo es lluvioso. Aunque la especie pone los huevos en el agua los recubre con una espuma que bate con sus patas que los reserva si el charco de lluvia llegara a secarse.




Familia: Craugastoridae

Eleutherodactylus [Craugastor] fitzingeri. Ranita piedra.




06/09/2.010


Esta especie aunque englobada en este apartado de ranas de hojarasca suele localizarse en el sotobosque entre los 0,5 y 1,6 metros sobre el suelo, encaramada en las hojas. Es una especie bastante común que aunque no se aleja excesivamente de los cursos de agua no está directamente aquerenciada a estos.



07/09/2.010

Pone los huevos en el suelo entre la hojarasca y cuida activamente de ellos. Eclosionan ya metaforseados. Estas fotos están tomadas en La Tirimbina y su estación de campo, aunque fue localizada también al menos en La Fortuna, en unas ecotermales a los pies de El Arenal.



Eleutherodactylus [Craugastor] mimus.



07/09/2.010

Esta especie, como su coloración indica, es habitante de la hojarasca donde se alimenta de pequeños ortópteros y termitas. Como la especie anterior pone los huevos en el suelo, dentro de los cuales se desarrolla el renacuajo para eclosionar directamente como ranitas. Fotografiada en el bosque húmedo bajo primario de La Tirimbina, esta especie se presenta en baja densidad (datos de la cercana reserva La Selva) y está considerada en peligro de extinción.


Familia: Eleutherodactylidae


Eleutherodactylus [Diasporus] diastema. Martillito.



06/09/2.010

Aunque solo fue fotografiado un ejemplar junto al río Sarapiquí en La Tirimbina, y observado en no demasiadas ocasiones, se trata de una especie muy común, cuyo coro de cantos es principal sonido de las primeras horas tras anochecer en zonas de baja altitud de todo el territorio tico. Emite un metálico “dink” que le da el nombre vulgar a esta especie, martillito, pues su canto asemeja a golpes de un pequeño martillo contra un yunque metálico. Parece ser el macho el que elige el lugar de la puesta, que oculta en algún resquicio de la vegetación, como una bromelia, bajo una corteza, o entre hojas caídas, y parece que puede llevar a varias hembras a un mismo lugar de puesta, en la que puede haber huevos en diferente estado de desarrollo. Aparentemente no cuida de los huevos, que eclosionan ya metaforseados.



RANAS ARBORÍCOLAS

Familia: Hilidae

Estas especies con patas largas y ventosas en los dedos están verdaderamente adaptadas a la vida sobre la vegetación. A esta familia pertenece nuestra ranita meridional y de San Antonio.


Agalychnis callidryas. Rana calzonuda.



07/09/2.010

Sin duda esta el la especie más extravagante que hemos observado y es un claro emblema de Costa Rica, ya que hay todo tipo de artículos y publicaciones con su imagen. Este era el principal objetivo del tour de ranas que hicimos en la estación de campo de la Tirimbina, y sin la pericia de nuestro guía no la habríamos localizado, puesto que el ejemplar se encontraba a varios metros de altura en un arbolillo joven y afortunadamente muy flexible.



07/09/2.010

A pesar de sus llamativos colores durante el día se puede ocultar a las mil maravillas, como podemos observar en la siguiente foto; tras una pocas fotos decidió que ya era suficiente y adopto la postura inmortalizada en la siguiente foto. Es fácil deducir que recogiendo un poco más las patas y terminando de cerrar los ojos el bicho es capaz de desaparecer entre una maraña de hojas.



15/09/2.010

Sin embargo hay ejemplares con otros colores, como un par de individuos (foto siguiente) observados en el Hotel Villa Lapas, junto a la desembocadura del río Tárcoles. Esto parece deberse a una variedad geográfica, ya que está documentado que en el suroeste de Costa Rica y Panamá el dibujo del flanco carece de la línea transversal y su color puede variar entre el azul y el marrón purpúreo (lamentablemente no he conseguido que este carácter aparezca en las anteriores fotos, ejemplar perteneciente a la población del noreste), así como el color de los muslos que pueden ser azules, naranjas o de ambos colores. Es una especie común sobre todo visible en época de lluvias que es cuando se reproduce. Realiza su puesta rodeada de una masa gelatinosa, que absorbe el agua que la hembra recoge previamente en su vejiga, sobre una charca o donde previsiblemente vaya a haberla. Los renacuajos cuando están listos para eclosionar son estimulados por el golpeo de las gotas de una tormenta y entonces caen al agua. Pueden sobrevivir hasta 20 horas si caen en el suelo, confiando que una fuerte tormenta los arrastre hasta una masa de agua.



Hyla [Hypsiboas] rufitela.



07/09/2.010


Antes de encontrar la anterior especie, llamada en inglés con el apropiado nombre de Gaudí Leaf Frog, nos topamos con esta otra, casi tan llamativa y que ostenta el honorable segundo lugar entre las especies más bellas observadas en nuestro viaje.



07/09/2.010

Esta especie es más pequeña y de una delicadeza innegable. Habita el bosque húmedo bajo de la vertiente Atlántica. Es relativamente poco común y raramente vista fuera de la época de reproducción.



Hyla ebraccata [Dendropsophus ebraccatus].



15/09/2.010



15/09/2.010

Y es que los estanques decorativos entre las habitaciones y el restaurante dieron mucho juego.



15/09/2.010

Gracias a sus dibujos dorsales podemos identificar los individuos de las cuatro fotos siguientes como diferentes.


15/09/2.010

La especie canta sobre la vegetación emergente de una charca o en su inmediata cercanía y los huevos son puestos sobre hojas, normalmente herbáceas, que emergen del agua.



Scinax elaeochroa.



10/09/2.010

Tras un largo día en las inmediaciones del volcán Arenal, una fortísima tormenta al caer la noche, y la cena, nos dirigimos a unas “ecotermales” con el tiempo bastante limitado.


10/09/2.010


Así que tras unos chapuzones en piscinas con diferentes y crecientes temperaturas, indagamos en la vegetación adyacente en busca de nuevas especies de anfibios, con el resultado de un basilisco durmiendo, una ranita piedra y esta nueva especie. Es común y suele congregarse tras fuertes lluvias.




10/09/2.010


Gracias a un apunte de Juan Abarca en los comentarios de esta entrada, tengo que modificar la identificación de esta especie anteriormente asignada por mí a Dendropsophus phlebodes. La identificación únicamente a partir de fotografías no es sencilla, por lo que esta siempre debe considerarse como tentativa. La ausencia de mínimas membranas interdigitales en los dedos delanteros descarta Dendropsophus phlebodes, y la presencia de un pliegue sobre el tímpano y los huesos verdosos (perfectamente visible en la pata trasera e intuible en la maxila) parecen determinantes para la actual reasignación específica. También coincide la coloración con la descrita por Jay M. Savage,  y aunque en mi opinión los datos sobre coloración son menos decisivos, en este caso las coincidencias son bastante consistentes.

Scinax boulengeri.



07/09/2.010

Ranita de aspecto extraño, con el hocico largo y piel muy verrugosa comparada con la de otras especies arborícolas, por lo que esta especie común es fácil de identificar. El macho canta desde pequeños troncos de arbustos o arbolitos cerca del agua, y consiste en un solitario “¡miaw!” de tono bajo emitido a intervalos irregulares. Pose sus huevos en masas dentro del agua y sus renacuajos son también extraños, con cuerpo y cola muy cortos. Este ejemplar fue fotografiado en la estación de campo de la Tirimbina. Viven en áreas abiertas de origen antrópico.



Scinax staufferi.



14/09/2.010

Esta pequeña y abundante especie habita principalmente el bosque tropical seco del noroeste y se reproduce en pastizales encharcables, justo donde la localizamos en la estación biológica de Palo Verde. Es una especie semiterrestre y durante la estación seca solo se haya cerca del sustrato o a pocos centímetros de este, es decir, es muy poco arborícola a pesar de que taxonomicamente esta situada en Hylidae.



Smilisca phaeota. Rana mascarada.



15/09/2.010

Otra especie común y de tamaño moderado a grande. La encontramos alrededor de la piscina y “jacuzzi” del Hotel Villa Lapas.
 


15/09/2.010

Los machos cantan durante todo el año si hay lluvias, y las puestas las sitúan en gran número (hasta 2.000) en la superficie del agua en la base de la vegetación emergente. Recuerda a una de nuestras “hylas” pero mas manchada y son de mayor tamaño y de complexión más fuerte.



RANAS VENENOSAS

Familia: Dendrobatidae

Pequeñas ranas de colores llamativos, hábitos diurnos, y tan venenosas que algunos indios envenenaban sus flechas con el veneno de estas especies.



Dendrobates [Oophaga] pumilio. Ranita roja venenosa o Ranita con Blue-jeans.


07/09/2.010

Una de las ranas venenosas más fotografiadas debido a sus hábitos diurnos, colores llamativos, alta densidad poblacional y por ser relativamente confiada, aunque no se deja acercar a centímetros como otras, al menos en mi experiencia. Habita en la vertiente Atlántica. Su potente veneno la permite deambular por el bosque sin miedo a ser devorada incluso durante el día. Acostumbrado a verla en muchas fotografías, lo primero que sorprende es su tamaño diminuto, de apenas comparable al de una uña. Sin embargo su mayor atractivo es su ciclo reproductivo.



07/09/2.010

Tras la aproximación de los dos sexos, el macho dirigue a la hembra hacia el lugar de puesta entre la hojarasca. No hay amplexo, sino que se posicionan cloaca con cloaca y fertilizan entre 3 y 5 huevos, estos son cuidados por ambos progenitores y eclosionan en unos 7 días. Entonces la hembra transporta los renacuajos en su espalda y los deposita en alguna cavidad con agua, como una bromelia, solo uno en cada sitio, a los cuales regresa periódicamente para depositar huevos no fertilizados que servirán de alimento al renacuajo hasta su metamorfosis.



SAPOS SUBTERRÁNEOS

Familia: Microhylidae

Como su nombre indica estas especies se caracterizan por pasar buena parte de su vida bajo tierra.



Hypopachus variolosus. Ranita cabro.



14/09/2.010

Este anuro de entre 3 y 4 cm rechoncho y con cabeza pequeña y triangular recibe su nombre vulgar por que parece que su canto recuerda al berrido de un “cabro” o ternero. Es esencialmente fosorial, bajo rocas, troncos y huecos, saliendo a la superficie solo para reproducirse. Por lo que debemos sentirnos afortunados por haberlo encontrado en Palo Verde. Se distribuye por el noroeste del país y los valles centrales.


RANAS VERDADERAS

Familia: Ranidae

Familia a la que pertenece la rana común que todos conocemos.


Rana [Lithobates] forreri.


14/09/2.010

Esta especie se distribuye por el centro y norte de la vertiente pacífica. Absolutamente reconocibles como autenticas ranas, esta especie es grande, entre 6 y 11 cm, con la cabeza alargada y apuntada, tímpano grande. De color verdoso con manchas redondeadas-alargadas de color más intenso y dos pliegues dorso-laterales claros muy evidentes. La foto está tomada en un prado encharcado junto a la estación biológica Palo Verde.



Rana [Lithobates] vaillanti.



07/09/2.010

Como la anterior especie en cuanto a tamaño y fisonomía. Difiere en la coloración, ya que nunca posee grandes manchas y la parte anterior del cuerpo es usualmente uniformemente verdoso y desprovisto de manchas. Los pliegues dorso-laterales son evidentes y continuos pero de coloración similar al resto del cuerpo, no más claros. Tiene una distribución amplia en el país que excluye el centro y sur de la vertiente pacífica. La instantánea fue realizada en la estación de campo de la reserva biológica la Tirimbina.


Sin duda la lista de especies hubiera sido mucho menos abultada sin la ayuda de nuestro guía Cristhian Ureña, guía de la Reserva Biológica La Tirimbina, que nos acompaño y guió en nuestro viaje por Costa Rica. Sus considerables conocimientos en aves y anfibios, así como su denodado interés y entusiasmo en mostrárnoslos, hizo que nuestro viaje fuese realmente inolvidable. Nuestro conductor, José Luis Moreno, también demostró pericia y paciencia en su tarea. Y a Carlos Roberto Chavarría, de la Reserva Biológica Tirimbina, que nos confeccionó un viaje a medida teniendo en cuenta nuestras exigencias. Y al resto del personal que nos trató siempre de maravilla (Daniel, Willy, etc). Así que va por ellos nuestro agradecimiento, el de Carmen María, Herminia y Juan Carlos.